Peladoras de cogollos

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Ahorra tiempo con las Peladoras de cogollos

Si hay un producto que puede ahorrar tiempo de trabajo en un cultivo de marihuana es la peladora de cogollos. Existen multitud de modelos y diseños distintos, pero todos tienen algo en común: ahorran una gran cantidad de tiempo al cultivador, independientemente de si cultivas con un foco o con varios.

Podemos encontrar tres tipos principales de manicuradoras o peladoras de cogollos: las de tipo bowl, con una manivela o un motor, las de mesa y las de tipo rotor.

Las peladoras tipo bowl son las más sencillas y portátiles. Su diseño permite transportarlas fácilmente, y pueden encontrarse modelos con motor o solo con manivela. Son adecuadas para cantidades pequeñas de flores, y trabajan con los cogollos ya separados de la rama. Deberás limpiar tus cogollos de hojas grandes y separarlos de la rama, dejándolos sueltos e introduciéndolos en la peladora. Su funcionamiento hará que los cogollos rueden sobre la rejilla de corte, bajo la cual giran en sentido contrario las cuchillas que limpiarán los cogollos. Estas peladoras ahorran una gran cantidad de tiempo, sin llegar a ser las más eficientes del mercado.

Las peladoras de mesa son otro de los diseños típicos que encontramos. Su punto fuerte es que se utilizan con la rama entera, pelando el cogollo sin necesidad de separarlo. Así ahorraremos más tiempo aún en el manicurado. Son máquinas un poco más engorrosas de transportar aunque suelen ser desmontables. Su rendimiento es más alto que el de las peladoras tipo bowl por la gran superficie de trabajo que tienen, pudiendo incluso trabajar varios operarios en cada mesa dependiendo de modelos. De esta forma permiten un funcionamiento altamente eficiente, llegando a ser 10 o 12 veces más rápidas que un operario en manicura manual.