Pulverizadores y accesorios

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Pulverizadores y accesorios para la aplicación de fitosanitarios en marihuana

La aplicación de productos para el control de plagas y enfermedades requiere disponer de los accesorios adecuados para garantizar un efecto máximo en cada aplicación. En nuestra tienda encontrarás los accesorios necesarios para aplicar los tratamientos con total seguridad y máximo efecto.

Pulverizadores de Gatillo

El pulverizador más sencillo disponible es el de gatillo. Funciona apretando el gatillo de forma manual para que el líquido salga por la boquilla. Es conveniente cuando los tratamientos los realizamos sobre pocas plantas o plantas de pequeño tamaño. Están disponibles en varios tamaños para las distintas necesidades de los cultivadores.

Pulverizadores de presión previa

Loas pulverizadores de presión previa están disponibles en tamaños que van desde 0,5L hasta los 10L. Gracias a una bomba manual se puede aumentar la presión en el interior y solo con apretar el pulsador su contenido saldrá por la boquilla regulable. Ésta boquilla nos permite regular el tamaño de las gotas. Suelen estar hechas de latón para una mayor durabilidad, de forma que si se atasca la podremos desenroscar y limpiar fácilmente.

Pulverizadores eléctricos y electrónicos

Los pulverizadores de más alta gama son eléctricos y electrónicos, automatizando la carga de presión y facilitando la tarea de aplicación de los tratamientos que nuestras plantas de marihuana necesiten.

Consejos para realizar los tratamientos foliares

A continuación os dejamos una serie de consejos a la hora de realizar los tratamientos para que estos tengan el mayor efecto posible y el tratamiento se realice con total seguridad:

  • Utiliza siempre agua no calcárea.
  • Realiza el tratamiento siempre en horas de oscuridad. Por conveniencia puedes hacerlo justo antes de que se apaguen las luces si cultivas en interior.
  • Utiliza equipamiento de protección como mascarilla, gafas protectoras y guantes ya que algunos productos pueden ser peligrosos por contacto, inhalación o ingestión.
  • Agita bien el producto antes de prepararlo para que cada aplicación sea de la misma concentración.
  • Agita bien la mezcla realizada y repite mientras realizas el tratamiento para que el producto se aplique por igual en todo momento.
  • Generalmente deberás aplicar el tratamiento tanto por el haz como por el envés de las hojas, tallos y sobre la capa superficial del suelo.
  • Existen productos con aplicaciones concretas que deben ser respetadas. Lee bien todas las instrucciones del producto para asegurarte de que estás realizando el tratamiento como el fabricante recomienda.
  • Respeta el plazo entre aplicaciones que marca el fabricante. No hacerlo puede disminuir la efectividad del tratamiento.
  • No utilices insecticidas químicos durante la etapa de floración porque pueden quedar residuos en el producto final.