Oruga

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Control de Orugas en cultivos de cannabis

Las orugas son una de las plagas más características de los cultivos de exterior de marihuana. Las polillas o mariposas son las encargadas de dejar sus huevos en las puntas de nuestras ramas y entre las flores de nuestros cogollos. En un principio los daños causados serán imperceptibles por el pequeño tamaño de las orugas, pero a medida que van ganando en peso y tamaño pueden llegar a causar importantes destrozos en nuestras plantas, mermando considerablemente la cosecha final y sobre todo la calidad, ya que como a nosotros mismos, las mejores puntas son las que más gustan a la oruga.

Su acción destructora viene acompañada de diversos problemas asociados ya que a medida que comen materia vegetal van dejando sus excrementos por el camino, con una gran posibilidad de que se genere una infección por botrytis en cuanto la humedad suba demasiado.

En la etapa de crecimiento las orugas son fácilmente controlables de forma mecánica. Solo tendremos que cazarlas con paciencia ya que a partir de la bajada del sol es cuando salen a comer.

En floración es cuando más problemas generan las orugas, escondiéndose entre las flores y mimetizándose con el color de las hojas, haciendo con ello muy difícil su localización y eliminación, sobre todo en condiciones de baja luminosidad. Por ello el producto más utilizado para la lucha contra la oruga es el Bacillus Turigiensis, un organismo capaz de infectar a las orugas y hacer que dejen de alimentarse y mueran. Es un producto 100% ecológico y específico para las orugas, con lo que no afectará a ningún otro ser vivo y será seguro para todos los organismos vivos.