Encimas

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Enzimas para cultivo de marihuana

En cultivo de marihuana las enzimas se usan como aditivo para acelerar la descomposición de raíces muertas y otros compuestos orgánicos, manteniendo la salud del suelo y de las raíces. Casi todas las marcas de fertilizantes ofrecen un preparado de enzimas entre sus productos. Aquí encontrarás las enzimas para cultivo de cannabis con información detallada en cada producto.

¿Para qué sirven las enzimas?

Las enzimas son proteínas cuya función es acelerar los procesos de descomposición de la materia orgánica. En cultivo de marihuana es un aditivo muy utilizado ya que convierte en nutrientes asimilables los restos de raíces muertas. Además, la mayoría de fabricantes enriquecen sus productos de enzimas con vitaminas y otros compuestos que incrementan la acción de estos productos.

Cabe destacar que, aunque las enzimas resultan muy beneficiosas para la salud de los sustratos, muchas veces son usadas como limpiadores de sales en caso de excesos de fertilizantes y esa no es exactamente su función (para ello es más adecuado usar los productos llamados “Flush” que se basan en ácidos ligeros). Entre las muchas funciones que sí que cumplen a la perfección las enzimas destacan:

· Eliminan los restos de raíces muertas convirtiéndolas de nuevo en nutrientes disponibles para la planta y promover la formación de nuevas raíces.

· Mantienen limpias y sanas las raíces. Las enzimas actúan como un “peeling” natural en las raíces eliminando las células muertas de su superficie.

· Previenen enfermedades del suelo. Los sustratos y las raíces son un entorno ideal para el desarrollo de hongos y bacterias que pueden enfermar las plantas. Al acelerar los procesos de descomposición de la materia orgánica, mantienen el suelo sano y previenen enfermedades en las raíces.

· Mejoran la absorción de nutrientes. Al mantener las raíces limpias y sanas se mejora la capacidad de absorber nutrientes de las plantas.

¿Cuándo es necesario usar las enzimas?

Las enzimas, aunque no sean imprescindibles para el cultivo, son un aditivo muy eficaz que puede facilitar mucho los buenos resultados de una cosecha, por eso casi todos los fabricantes las incluyen en sus programas de abonado. Añadir enzimas una vez por semana cuando las plantas ya llevan un mes en su maceta es muy recomendable para mantener sano el sustrato y las raíces. Se presentan en líquido para mezclar en el agua de riego. Pueden ser añadidas con tranquilidad a las soluciones de nutrientes y algunos fabricantes recomiendan ponerlas desde el principio del cultivo. Para reciclar sustratos son un complemento indispensable. Para este fin, añadir enzimas en cada riego durante al menos las dos últimas semanas antes de cosechar. Después de la cosecha, hacer un buen lavado del sustrato con agua y enzimas antes de volver a plantar o mezclar. Algunas de la enzimas más usadas son Cannazym de Canna, Atazyme de Atami, Power Zyme de Hesi, Pure Zym de Plagron, Sensi Zyme de Advanced Nutrients, Enzyme+ de Adavanced Hidroponics e Higrozyme