Fertilizantes

Fertilizantes para el cultivo de marihuana

Los fertilizantes para marihuana, también llamados abonos, son indispensables para llevar con éxito un cultivo. Aquí encontrarás todo tipo de productos para la correcta alimentación de tus plantas.

Existen multitud de productos que a veces pueden abrumar a los no expertos pero en realidad es muy sencillo, lo primero que hay que saber es que los únicos que son realmente imprescindibles son los nutrientes base (de crecimiento o floración), ya que aportan a tus plantas todos los nutrientes necesarios para que se desarrolle sana y fuerte según su estadio. Casi todas las marcas ofrecen un abono base de crecimiento, y otro de floración ya sean orgánicos o minerales químicos.

Packs completos de fertilizantes

Los packs completos de fertilizantes para marihuana son la mejor opción para cultivadores noveles sin experiencia, ya que resultan más económicos que comprar los fertilizantes por separado, y ofrecen la seguridad de seguir la tabla de dosificación y forma de empleo que recomienda el propio fabricante para todos los productos incluidos. También son ideales para micro-cultivos ya que algunas marcas los ofrecen en tamaños pequeños “de prueba” (Starter o Try packs).

Aunque no es necesario utilizar únicamente los productos de una determinada línea o fabricante, es necesario tener ciertos conocimientos para poder utilizar distintos productos de diferentes fabricantes, ya que existen ciertas incompatibilidades entre determinados productos con posibilidad de reacciones indeseadas, y también es muy frecuente la sobre-fertilización por utilizar dos fertilizantes de marcas diferentes que tenían prácticamente la misma fórmula, con lo cual se producen excesos que pueden arruinar una cosecha.

Fertilizantes de crecimiento

Los abonos o fertilizantes de crecimiento para marihuana son también conocidos como “grow” y se encargan de aportar el nitrógeno, fósforo y potasio (NPK) además de hierro, calcio, magnesio etc, en sus debidas proporciones para asegurar plantas de marihuana de verde intenso, con crecimiento vigoroso y abundancia de ramas y brotes. Se añaden al agua de riego a partir de la 2 o 3 semana de crecimiento, dependiendo del tamaño de maceta y fertilización del sustrato.

Imprescindibles para los largos periodos de crecimiento en exterior.

Fertilizantes de floración

Los abonos o fertilizantes de floración para marihuana, llamados “bloom”, también aportan todo los nutrientes básicos aunque sus fórmulas contienen más PK ( fosforo y potasio) para asegurar una abundante formación de brotes llenos de cogollos y resina, aunque siguen aportando nitrógeno para que las hojas permanezcan verdes y no amarillen antes de tiempo. Los abonos orgánicos, al no llevar aportes minerales, suelen tener niveles de PK mucho menores que los organo-minerales, y las marcas orgánica no suelen ofrecer productos extra de PK. Los abonos de floración son imprescindibles si se cultiva en maceta.

Estimuladores para marihuana

Los estimuladores para marihuana, aunque no son imprescindibles, son muy recomendables ya que ayudan aumentar el rendimiento y los procesos metabólicos de las plantas, dentro de ellos distinguimos:

Los estimuladores de raíces

Aseguran un rápido y abundante desarrollo de las raíces con su consiguiente aumento en la alimentación y resistencia de las plantas. Los hay basados en aminoácidos, en vitaminas y también en hormonas como auxinas.

Los estimuladores de floración

para marihuana o boosters aumentan la producción de cogollos, el peso, los aromas y la potencia de la marihuana, acelerando su metabolismo para que se alimente más. Dentro de los estimuladores o potenciadores de floración encontramos los que se usan en las primeras semanas de este ciclo, que son ricos en hormonas como las giberelinas y citoquininas etc, pero sin gran contenido de PK, por ello se pueden emplear tanto en pulverización foliar como en riego.

Los engordadores para marihuana o PK

suelen tener altos niveles de PK (fosforo y potasio) con o sin hormonas añadidas y están pensados para las últimas semanas de floración, que es cuando se produce el aumento del tamaño y peso de las flores . Su dosificación suele ser pequeña ya que son productos muy concentrados.. La mayoría de ellos son de origen organo-mineral o exclusivamente mineral. Otros engordadores de final de floración son los azúcares y carbohidratos, que aumentan los sabores y peso de la planta.

Aparte de los nutrientes base y estimuladores, existen multitud de aditivos, que aunque no sean imprescindibles, son una gran ayuda en algunos procesos puntuales como sobre-fertilizaciones, reciclado de sustrato, carencias puntuales etc.

Los estimuladores de crecimiento

Aumentan la velocidad de crecimiento, el vigor y la formación de hojas y brotes. La mayoría de ellos son orgánicos y se usan tanto en riego como en pulverización foliar. Contienen vitaminas, aminoácidos y hormonas como las auxinas, betaínas etc.

Microorganismos beneficiosos

Los microorganismos beneficiosos son la forma más natural de estimular y defender tus plantas de la forma más natural. Al igual que nosotros, las plantas viven asociadas con multitud de bacterias y hongos que viven en el sustrato y su sistema radicular que les sirven para la formación y defensa de las raíces contra otros hongos patógenos y enfermedades del cuello. Además intervienen en la fijación y asimilación de nutrientes y defensa del sistema inmunitario de la planta.

Las enzimas

Las enzimas son uno de los aditivos más conocidos y casi todos los fabricantes ofrecen las suyas.

Las enzimas son proteínas que descomponen materia orgánica (nuestra saliva contiene enzimas para empezar a deshacer los alimentos) acelerando el proceso de descomposición de las raíces muertas y convirtiéndolas en nutrientes nuevamente aprovechables para la planta.

Los finalizadores

O limpiadores de sales, también llamados flush son aditivos basados en ácidos ligeros que ayudan a desincrustar y disolver los excesos de fertilizante para eliminarlos fácilmente con un lavado.

Se utilizan en caso de sobre-fertilización y para acelerar la limpieza final de fertilizantes de la última semana.

Fertilizantes para hidroponía

Los fertilizantes especiales para cultivos hidropónicos suelen tener una formulación diferente a los fertilizantes para tierra. Los abonos para hidroponía pura (sistemas de solución re-circulante o aeropónicos) suelen ser minerales de gran pureza para garantizar que la solución permanecerá estable mientras circula una y otra vez por las raíces y que los nutrientes estarán disponibles, sin precipitarse ni degradarse.

Suelen ofrecerse en dos o tres partes que se mezclan en la solución pero no pueden mezclarse en puro. Los fertilizantes para sustrato de coco están formulados como los hidropónicos pero suelen llevar añadidos orgánicos como ácidos húmicos y fúlvicos, y suelen presentarse en dos partes que tampoco deben mezclarse sin diluir.

¿Fertilizantes orgánicos o químicos? Cuál elegir

El eterno dilema. Siempre asociamos el orgánico a una mejor calidad de los cogollos y el químico a una mayor cantidad.

Los abonos Bio contienen materia orgánica de la que una parte ha de ser metabolizada por los hongos y bacterias del sustrato para después poder ser absorbidos por la planta. Esto aporta una nutrición mucho más natural y similar a lo que ocurre en la naturaleza, aportando montones de no solo nutrientes sino aminoácidos carbohidratos y muchas otras materias que mejoran generalmente la calidad de los cogollos.

Los abonos químicos contienen los nutrientes minerales directamente asimilables por la planta sin procesado previo. Generalmente se extraen del petróleo y de minas de minerales. Esto implica que la planta lo tiene más fácil para absorber todos los nutrientes y sea más fácil que la producción sea ligeramente mayor.

Es una cuestión personal elegir uno u otro objetivo en nuestro cultivo. Como alternativa algunos fabricantes hacen abonos órgano-minerales tratando de aunar lo positivo de los dos mundos.