Macetas para marihuana

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Macetas para el cultivo de Marihuana

Cuadradas, redondas, de plástico o geo-textil. Para tierra, hidropónico o aeropónico. Aquí encontrarás una amplia gama de macetas simples o de diseño eficiente. Entendemos por maceta el contenedor destinado a sostener el sustrato en el que cultivaremos una planta. Bajo esta definición casi cualquier cosa es usada como maceta, desde vasos, botellas, garrafas, capazos, depósitos e incluso cubos de dudosa procedencia.

Debe ser opaca ya que las raíces se retraen en presencia de la luz o acaban muriendo expuestas a la misma. Debe tener agujeros de drenaje adecuados al volumen de tierra que contendrá (y, siempre que sea posible, poner un par de dedos de material de drenaje como la arlita) muy importante tanto para evacuar el exceso de agua como para permitir la aireación del sustrato y raíces. Debe estar completamente limpia de restos potencialmente tóxicos como pintura, disolventes etc.

Macetas cuadradas

Para interior suelen usarse macetas cuadradas porque aprovechan mejor el poco más de metro cuadrado que ilumina una lámpara de sodio. De plástico por ser ligero y de fácil limpieza, aunque aquí la innovación de las macetas geo-textiles puede empezar a cambiar esta hegemonía. Normalmente son negras (ya que no están expuestas al sol) aunque hay quién las prefiere blancas para que el contraste con la tierra le permita ver mejor a la hora de regar a mano.

El tamaño depende de la forma de cultivo, a mayor número de plantas por metro cuadrado menor será el contenedor y el tamaño del mismo – desde 3L para un SOG de 36 esquejes/m2, pasando por el standard de 7´5L para 12 plantas/m2 hasta 25L para un SCROG de 2-3 plantas/m2- normalmente será limitador del tamaño de la planta (excepto en los sistemas hidros o aeros).

Numero de macetas cultivando Desde Semilla


Superficie 3L 5,5L 7L 11L
80 x 80 cm NR 9 - 12 9 9
100 x 100 cm NR 12 - 16 12 12
120 x 120 cm NR 16 - 20 12 - 16 12

Numero de macetas cultivando Desde Esqueje


Superficie 3L 5,5L 7L 11L
80 x 80 cm 12 - 16 12 9 - 12 NR
100 x 100 cm 20 – 25* 20 - 25 20 - 25 20
120 x 120 cm 25 - 36*-49* 25 - 36* 25 - 36* 20 - 25

*Si trabajamos con densidades tan altas habrá de ser con plantas seleccionadas para SOG, que no ramifiquen apenas y solo hagan un cogollo central. Con otras variedades tendríamos problemas de hongos por la dificultad de ventilar correctamente.

Numero de macetas cultivando en SCROG


Superficie 3L 5,5L 7L 11L
80 x 80 cm 4 2 - 4 1 - 2 - 4 1 - 2
100 x 100 cm NR 2 - 4 - 6 2 - 4 1 - 2 - 4
120 x 120 cm NR 4 - 6 4 - 6 2 - 4 - 6

Macetas redondas

Son ideales para exterior, mejor si son más bien altas que anchas. El color es algo más que una cuestión estética: usaremos macetas de color negro en los lugares o meses donde el sol calienta poco, ya que el color negro absorbe las radiaciones y el calor. Por el contrario usaremos preferiblemente el blanco –por reflejar la mayor parte de radiación que recibe- para las zonas y meses donde el sol abrasa, ya las altas temperaturas pueden dañar las raíces.

El tamaño ideal para exterior depende de la variedad y temporada que se cultive, y del tamaño de planta que podamos permitirnos. Desde los 10-12L para el crecimiento en primavera de las plantas de temporada índicas (o para todo el ciclo de una auto-floreciente pequeña para una ventana), pasando por los 17-35L para el ciclo completo de una auto de 4ª generación en verano o el crecimiento de una sativa de temporada; hasta los 50-100L para el trasplante para floración de una sativa pura de larga floración.

Tamaños de maceta orientativos en función de la planta a cultivar


Autoflorecientes
Generación 1ª Generación 2ªGeneración 3ªGeneración 4ªGeneración
Tamaño 7 – 10 L 7 – 10 L 10 – 17 L 17 – 35 L

Temporada
S/I Indica híbrido Sativa
Crecimiento 10 – 25 L 17 – 34 L 17 – 34 L
Floración 25 – 34 L 34 – 50 L 34 – 50 – 100 L

*Estos valores son orientativos, no son una norma. Influirá el tamaño de la planta que deseemos y la alimentación de esta. Generalmente cuanto mayor sea la maceta mayor se hara la planta y mas tarde tendremos que empezar a abonar, por el contrario una maceta pequeña controlara el tamaño de la planta y tendremos que abonar antes debido a que antes terminara con el abono del sustrato.


Macetas especiales

Macetas de materiales o diseños eficientes. La aireación del sustrato y de las raíces es muy importante y cuanto mayor sea ésta, mejor sistema radicular y crecimiento vigoroso obtendremos de nuestras plantas, de ahí que la I+D en esta materia se haya concentrado en cómo mejorar este aspecto.

Macetas Geotextiles

Las macetas geo-textiles representan una innovación en cuanto a materiales. Son contenedores confeccionados en tejidos degradables semi-sintéticos con unas excelentes propiedades de resistencia, ligereza y permeabilidad al aire consiguiendo una gran aireación de la zona radicular.

Pueden lavarse y plegarse, como cualquier bolsa de tela, para usarse la siguiente temporada sin que estorben el resto del año, el material resistirá y las raíces no atravesarán el textil por efecto poda de la luz exterior.

También permiten realizar trasplantes directos a suelo simplemente enterrando la planta con su maceta. Las raíces atravesarán el geo-textil para meterse en la tierra, el contenedor se degradará desapareciendo compostado por la humedad y oscuridad de la tierra. El excesivo aireado puede ser un inconveniente para terrazas o zonas con mucha insolación, ya que necesitará de más riego que una maceta con menos permeabilidad al aire.

Macetas con diseños especiales

También en el diseño se ha innovado la aireación del sustrato raíces. El material sigue siendo plástico negro pero diseños conocidos como Air pots utilizan la configuración de valle-montaña –algo así como las hueveras pero con alveolos mucho menores- perforando los “picos” del diseño. Se consigue una gran permeabilidad al aire gracias a las perforaciones, a la vez que la configuración valle-montaña evita el enroscado de las raíces favoreciendo la poda natural por efecto de la luz y el aire.

Se presentan desmontadas en placas pre-cortadas y clips de sujeción con lo que tienen fácil montaje y almacenamiento. La base es una rejilla que se encaja en el fondo y permite regular la capacidad de sustrato según se monte más o menos hacia el fondo.

Otros diseños han perfeccionado la clásica maceta cuadrada, escalonando el perfil y añadiendo micro-perforaciones laterales que también mejoran el crecimiento radicular.

Ambos tipos pueden tener algún inconveniente para los sustratos de tierra que se riegan a mano ya que las perforaciones pueden provocar pequeñas pérdidas de agua cuando ésta se aplica de golpe, pero para sustratos hidropónicos y riegos por goteo no tendrán ningún inconveniente y pueden suponer una gran diferencia respecto al uso de macetas convencionales.