Ozonizadores

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Ozonizadores

Un ozonizador o generador de ozono es el complemento perfecto para eliminar olores de marihuana o cualquier otra procedencia. Aquí encontrarás máquinas de ozono para cualquier necesidad: ozonizador de pared para eliminar olores del ambiente; Generador de ozono para aire y agua o máquinas de ozono para insertar en los conductos de ventilación. Desde un ozonizador doméstico a un generador de ozono para coche.

¿Qué es el ozono?

El ozono es un gas muy oxidante que destruye las moléculas en suspensión responsables del olor en el aire, con lo cual es eliminador de olores orgánicos muy efectivo. Hoy en día los ozonizadores son usados para mantener la salubridad en el ambiente y en el agua de hospitales, hostelería, industria y hogares.

IMPORTANTE: los ozonizadores se usan para tratar el aire que sale del cultivo ya sea el que sale a través de los conductos de salida o el que se escapa por fugas a través de puertas o ventanas, pero nunca lo usamos dentro del mismo cultivo, ya que esto afectaría al olor de las plantas y esa no es la intención.

También elimina por oxidación las bacterias y hongos presentes tanto en aire como en el agua, por lo que es usado para desinfectar el ambiente y las soluciones de agua.

El ozono se mide con unidades de peso es decir en gramos, miligramos etc.

¿En qué se diferencian los ozonizadores?

Los ozonizadores se diferencian entre sí por un lado en la potencia o capacidad que tienen (expresada en miligramos para los ozonizadores domésticos, o en gramos para los generadores de ozono más potentes) de producir ozono. Por otro lado, también se distinguen en su forma de emisión.

Los ozonizadores de pared emiten el ozono directamente al ambiente a través de rendijas o agujeros en su carcasa sin posibilidad de canalizar el gas, por lo que se usa para eliminar el olor del ambiente. Ideales para la entrada o pasillos de casa. De este tipo de generador de ozono encontrarás en tamaño doméstico el Cornwall Electronics de 300mg, o los industriales Ozotres con capacidades de hasta 4 grs. De emisión.

Los ozonizadores de aire y agua emiten el ozono a través de una manguera o tubo de silicona. Son los más versátiles ya que pueden usarse como ozonizadores de ambiente igual que los de pared, para los conductos metiendo la manguerita en el tubo de conducción y también incluyen una piedra aireadora que permite meterla en depósitos y esterilizar con ozono las soluciones de riego.

De este tipo de ozonizadores de aire y agua podrás encontrar un tamaño doméstico ideal para pequeños armarios, y refuerzo de pequeños extractores en el WaterMaster de 400mg de producción. O para grandes salas, el generador Cornwall electronics un aparato potente con emisiones de 3gr o 7gr capaces de tratar hasta 5000 m3/h de extracción.

IMPORTANTE: Para que el ozono sea efectivo en el tratamiento de olor de los conductos, es necesario que tenga tiempo para hacerlo. Dada la velocidad a la que circula el aire que sale de los extractores, el ozonizador debe ponerse justo a continuación del extractor –nunca antes ya que el ozono oxidaría el interior del extractor- y debe haber un recorrido de entre 5 y 10 metros de tubo antes de la salida para que el aire sea tratado. Este recorrido no tiene porqué ser en línea recta, a menudo se coloca el tubo formando una espiral para poder colocar tantos metros como sean necesarios. Cuando la concentración de O3 llega a 0,01-0,015 ppm (partes por millón) percibimos su olor metálico. Desde 0,05 ppm (0.12mg/m3) de ozono en el aire se pueden sufrir irritaciones en nariz y garganta; a partir de estas concentraciones los efectos adversos pueden llegar a ser graves.

Otro peligro de los generadores de ozono es que trabajan con tensiones altas y sus lámparas –que emiten descargas eléctricas sobre el aire cargado de oxígeno para generar el O3- pueden dañar la vista. Evita mirarlas directamente aunque normalmente van protegidas en el interior de carcasas. Nunca los manipules estando encendidos.