Humidificadores y deshumidificadores

Toda la información que necesitas para elegir mejor
Humidificadores y deshumidificadores

Marca

No hay opción disponible en este grupo

Humidificador y deshumidificador

Humidificadores y deshumidificadores para mantener en niveles óptimos la humedad.

La humedad ambiente se expresa en forma de porcentaje. Un 50% de humedad relativa podría ser un buen parámetro de media para el cultivo de interior aunque tendremos un crecimiento más exuberante con un 65% de HR. También conseguiremos más resina –y estaremos más seguros frente a ataques de hongos como botrytis- si en la fase última de floración mantenemos la humedad en torno al 40%.

En los cultivos con lámparas de sodio normalmente la temperatura es alta y los extractores funcionan casi constantemente. La humedad aumenta cuando los extractores están parados y baja cuando los extractores se ponen en marcha.

IMPORTANTE: Podemos favorecer los niveles de humedad haciendo paradas en los ciclos de ventilación siempre y cuando no se dispare la temperatura: en la pelea de temperatura y humedad gana la temperatura.

Hay casos que por el clima exterior o localización del cultivo (sótanos etc) la humedad no baja de 80% ni con luces encendidas ni con la ventilación adecuada a pleno funcionamiento. Sin embargo otros no consiguen que suba del 30% de ningún modo.

Para los casos en los que no se logra mantener unos niveles de humedad aceptables con el propio sistema de ventilación -o los para cultivos más automatizados con controladores- existen los humidificadores y deshumidificadores.

La humedad es un parámetro importante en el cultivo e incluso, en determinadas fases, puede ser el factor más determinante a tener en cuenta: Durante la primera semana de enraizamiento de las plántulas o esquejes en su maceta, una humedad alta en torno al 70% favorecerá el desarrollo correcto; mientras que en las semanas finales de floración el objetivo prioritario del cultivador debe ser mantener la humedad por debajo del 50% para evitar ataques de moho.

Aquí encontrarás todos los aparatos necesarios para controlar el nivel de humedad de tu cultivo. Humidificadores y des-humidificadores para todas las necesidades y bolsillos. Desde un humidificador barato y sencillo hasta el mejor humidificador del mercado. 

 

Humidificadores para cultivo interior

Existen humidificadores de vapor caliente –muchos de los usados para bebés- que calientan el agua con una resistencia con el consiguiente aumento de temperatura en el ambiente, por este motivo la mayoría de los utilizados en cultivo de interior son humidificadores ultrasónicos, ya que su tecnología permite evaporar agua en el ambiente sin necesidad de calentarla (una membrana emite ultrasonidos haciendo vibrar la superficie del agua y provocando su evaporación). 

 

¿Qué humidificador elegir?

Para pequeñas salas la opción más económica es el kit de humidificador ultrasónico + flotador + anti-salpicaduras de una membrana que no lleva depósito de agua, por lo que se ha de meter dentro de un cubo o recipiente (el flotador mantiene la membrana justo 5cm por debajo del nivel del agua, algo necesario para que funcione). Esto puede ser una ventaja –permite meterlo en un cubo o depósito grande y olvidarse del nivel de agua por un tiempo- o una desventaja según para quién.

Otra buena opción, sobre todo para armarios, es el humidificador con depósito de 6l que resulta muy cómodo por su tamaño compacto y posibilidad de graduar la cantidad de vapor emitida.

Para invernaderos o salas grandes de más de 10m2 existe un amplio abanico de humidificadores desde 5 hasta 12 membranas con flotador para meter en depósito o cubo. O humidificadores super-potentes como el Mother Fogger o Cezio capaces de emitir hasta 6l de agua evaporada por hora y que se conectan a una toma de agua dado su gran poder de evaporación.

 

IMPORTANTE: Los humidificadores deben usarse con agua de ósmosis o destilada ya que los minerales –aunque sean de aguas blandas- y las impurezas se precipitan sobre la membrana y dejará de funcionar. Si el humidificador se queda sin agua, también puede estropearse.

 

 

Deshumidificadores 

El exceso de humedad a veces se convierte en un quebradero de cabeza en determinadas salas. Ya sea por condiciones ambientales exteriores o la situación de la sala, en ocasiones los extractores no son suficiente para evacuar el exceso de humedad de la sala y se tiene que recurrir a des-humidificadores. El problema de estos aparatos es que resultan caros ya que funcionan igual que un aire acondicionado o refrigerador (llevan carga de gas)

Aquí encontrarás deshumidificadores mini para pequeños armarios, o deshumidificadores capaces de condensar y retirar del ambiente hasta 12l de agua diarios.