Ventiladores

Toda la información que necesitas para elegir mejor

Ventiladores

Aquí encontrarás todo tipo de ventiladores baratos y también los más profesionales.

Ventiladores de pinza para armarios, el clásico ventilador de pie oscilante, o ventiladores industriales de suelo. 

 

¿Por qué es necesario un ventilador en cultivo interior?

Los ventiladores son una pieza clave en la ventilación de la sala. Ningún cultivo, ya sea armario o habitación debería prescindir de tener al menos un ventilador. Sus beneficios son múltiples: Remueven el aire de la sala. Unifica la calidad del aire y el contenido en CO2 en el cultivo, evitando las bolsas de aire caliente y humedad que se pueden dar tanto en rincones alejados de los puntos de entrada y salida de la ventilación, como entre los cogollos cuando estos son densos.

Provocan corrientes de aire que refuerzan las ramas –sin resistencia al aire los tallos son más finos y endebles- favoreciendo que puedan cargar más cantidad de frutos sin doblarse. Esas mismas corrientes de aire previenen y ayudan a controlar posibles plagas tanto de insectos como de hongos, ya que todos les resulta muy molesto las corrientes. Por todo ello, ni un cultivo sin ventilador

 

¿Qué ventilador elegir?

Ventiladores de pinza –Son los ventiladores más baratos–mejor si son oscilantes - son ideales para pequeños armarios donde no es posible meter un ventilador clásico y para salas de vegetativo donde la corriente no debe ser muy fuerte para no deshidratar las plantas jóvenes. Tienen un consumo mínimo y resultan bastante solenciosos.

Ventiladores de pie – Los clásicos ventiladores oscilantes con un pie de entre 60cm y 1,2m. son los ventiladores más usados por su potencia de movimiento de aire, precio económico y fácil uso limpieza, aunque tengan el inconveniente de ocupar un buen espacio de suelo. Existen diferencia entre ellos en cuanto al tamaño y potencia. Los más económicos suelen tener 40cm de diámetro en su cabeza, con un consumo de 40w. Los modelos de 45w y 45cm tienen más potencia de movimiento de aire y mayor rango de alcance del flujo de aire. Cornwall ofrece una mágnifica opción: un ventilador de pie barato que puede fijarse también en pared o mesa.

Ventiladores de pared – Son iguales que los ventiladores oscilantes de pie pero permiten su fijación a la pared dejando libre el espacio del suelo. Se puede elegir entre modelos con encendido manual con cuerda –para poder colgarlo en alto y encenderlo y apagarlo sin problemas, o modelos con mando a distancia para acceder cómodamente a todas las funciones por control remoto.

Ventiladores de suelo – Los ventiladores de suelo suelen tener gran potencia y están pensados para mover las partes bajas del cultivo o como ventiladores generales para grandes salas. No son oscilantes aunque el diseño de las parrillas difusoras permite que el aire fluya con movimiento.