Fertilizantes

+ Información

- Información

Los fertilizantes son soluciones que contienen nutrientes específicos para las plantas. Su composición varía en función de si se destinan a cultivo en tierra, coco o hidro, para el crecimiento, la floración etc Se distinguen unos de otros en la cantidad y tipo de nutrientes que contenga –macro o micro- pero son los valores en macronutrientes N-P-K (nitrógeno, fósforo y potasio respectivamente) los que suelen aparecer reflejados como fórmula general del fertilizante.

IMPORTANTE: Las dosis indicadas por los fabricantes suelen indicarse con un margen de un mínimo a un máximo. Lo más prudente a la hora de probar un producto es coger la dosis menor indicada por el fabricante, y aun así reducirla un poco. Dependiendo de la respuesta de las plantas podremos ir aumentando paulatinamente observando cualquier síntoma de exceso o carencias en las plantas.

Packs completos

No te molestes en elegir fertilizantes por separado

Casi todas las marcas comerciales ofrecen packs con sus productos básicos para llevar a cabo un cultivo de principio a fin. Resulta una buena opción para el que empieza y no tiene nociones para elegir productos por separado o el que quiera probar los resultados de la gama de un determinado fabricante.

Normalmente se componen de un estimulador de raíces, un fertilizante de crecimiento, otro de floración y algún refuerzo para engordar el cogollo, ya sea en forma de hormonas, de PK extra o de una combinación de ambos. También es posible que incluyan unas enzymas, o un final de floración.

Crecimiento

Fertilizantes para ciclo vegetativo de plantas o mantenimiento de madres.

Los fertilizantes de crecimiento –llamados Grow en inglés- están formulados para aportar un arranque y ciclo vegetativo rápido, con abundancia de hojas verdes y ramas fuertes que aseguran mejor producción en floración. Normalmente tienen más nitrógeno y potasio que fósforo, aunque la fórmula de un fertilizante siempre varía en función de la “filosofía” del fabricante.

Floración

Fertilizantes para la fase floración.

Los fertilizantes de floración –llamados Bloom en inglés- se usan para conseguir flores abundantes y cogollos densos, sin descuidar el aporte de nitrógeno que aún es necesario en las primeras semanas de floración para no ver amarillear demasiado pronto a las plantas. La fórmula de estos fertilizantes debiese aportar más fósforo y potasio que nitrógeno, pero dado que la cantidad de PK que puede asimilar la planta va aumentando conforme pasan las semanas de floración, unos fabricantes optan por tener una fórmula con niveles altos de PK y bajos de N para ir aumentando la dosis conforme avanza la flor. Otros optan por una fórmula más suave y equilibrada de NPK, para añadir un PK extra a partir de 4ª semana de floración.

Estimuladores

De enraizamiento, crecimiento o floración, los estimuladores darán un “empujoncito” extra a tus plantas.

Los estimuladores -boosters en inglés- son formulados normalmente a base de extractos vegetales con diversos añadidos como PK para dar energía extra a las plantas en las distintas etapas del cultivo.

IMPORTANTE: Los estimuladores que contienen hormonas de enraizamiento y floración (auxinas, giberelinas, betaínas etc) es importante conservarlos en frío para que éstas no se degraden una vez abiertos los recipientes que las contienen.

Estimulador de raíces

Para obtener sistemas radiculares sanos y abundantes.

Los estimuladores de raíces procuran un arranque rápido de semillas y esquejes favoreciendo el desarrollo de raíces abundantes y sanas.

Normalmente se obtienen de extractos vegetales a base de algas o extractos húmicos que son ricos en vitaminas, fitohormonas, y microelementos. Los hay que añaden algo de fósforo y potasio ya que la raíz consume estos macroelementos para su desarrollo. Pueden usarse tanto en pulverización foliar como en riego.

Estimulador de crecimiento

Dale a tus plantas un aporte extra para el crecimiento.

Los estimuladores de crecimiento se obtienen a partir de extractos vegetales como algas y humus, o de animales como la harina de sangre, de hueso o de pescado.

Un estimulador de crecimiento aportará mayor cantidad de hojas, ramas y brotes acelerando notablemente el crecimiento y preparando a las plantas para una abundante floración. La aplicación puede ser tanto vía foliar como radicular.

Estimulador de floración

Asegúrate una cosecha abundante con los estimuladores de floración.

Los estimuladores de floración suelen ser también extractos de algas aunque muchos de ellos se enriquecen con valores altos de PK. Gracias a la base orgánica, son ricos en oligoelementos, vitaminas y fito-hormonas (sobre todo giberelinas) Según sea su composición, se aplican con los fertilizantes de floración desde 1ª semana, pudiendo aplicarse via foliar (los que son sólo hormonas y microelementos). O a partir de 3ª o 4ª semana los que incorporan PK en valores altos (los PK no se aplican en pulverización foliar, ni en las primeras semanas de floración).

PK Boosters

Se conocen como PK los fertilizantes –líquidos o en polvo- cuya fórmula contiene exclusivamente fósforo (P) y potasio (K) que son los dos macro-elementos que más intervienen en la formación de flores, densidad de los cogollos y formación de resina. La capacidad de asimilar estos elementos aumenta conforme avanza las semanas de floración (para volver a disminuir los últimos días de su vida), por eso los abonos de floración no suelen llevar de entrada niveles muy altos, y casi todas las marcas tienen una fórmula de PK puro para añadir a partir de la 4ª semana de floración como un extra, ya sea un PK 13-14 o un PK 50-30.

Aunque esta es la tónica general de la mayoría de marcas de fertilizantes, las hay que dan un paso más allá en la profesionalización, usando P y K por separado y añadiéndolos en cantidades variables según la semana de floración.

IMPORTANTE: Los beneficios que aportan una dosis acertada de PK en su justo momento pueden convertirse en problemas a la mínima que ésta resulte excesiva o a destiempo, ya que producirá bloqueos y carencias, quemaduras en las puntas de los cogollos e incluso hermafroditismos. Empezar a aplicarlos desde 3ª-4ª semana para índicas y a partir 6ª y 8ª para las muy sativas, las cuales suelen ser más sensibles aún a sobre-fertilizaciónes. Utiliza siempre una dosis baja para ir subiendo si no tenemos ningún problema.

No deberían aplicarse en plantas muy debilitadas o con iluminación insuficiente, ya que es más difícil que lo asimilen con malas condiciones. Tampoco se deberían mezclar con compuestos cálcicos.

Finalizadores

El añadido final para terminar una cosecha.

Los finalizadores son productos que muchos fabricantes incluyen en su gama de nutrientes para dar un último engorde, mejora de sabor o limpieza de sales.

Hay finalizadores tipo “flush” que se basan más bien en acidos suaves (que no afectan a las raices) para eliminar restos o excesos de sales en los sustratos. Se utilizan tanto para lavado de raices como para la limpieza de los sistemas de riego por goteo.

Otros se basan más bien en azúcares para aportar un último engorde y mejora de sabor.

Algunos fabricantes añaden a estos productos un PK ligero además de hormonas para dar una señal química de finalización a la planta, pudiendo conseguir una maduración del cogollo antes de hora, inducida por el producto.

Enzimas

Mantén el sustrato limpio de raíces muertas.

Las enzimas son moléculas que actúan como catalizadores ayudando a acelerar el proceso de descomposición natural de restos orgánicos tales como las raíces muertas (que pueden causar enfermedades por pudriciones) y las acumulaciones de nutrientes organicos, los cuales vuelven a estar en su forma más asimilable para las plantas o más fácilmente eliminables con una lixiviación del sustrato.

Se recomienda su uso semanal en caso de abonados muy frecuentes o puntualmente en casos de sobre-fertilización o de re-utilización de sustratos.

Las enzimas erróneamente se usan para hacer lavados de raíces, como hemos explicado su función es otra. Para lavados de raíces utilizamos los finalizadores basados en ácidos suaves que disuelven los excesos de sales.

Hidroponia

Fertilizantes para hidroponía y coco.

El coco tiene sus líneas de nutrientes específicas en casi todas las marcas de fertilizantes.

Los fertilizantes para hidroponía se formulan diferente a los de tierra en cuanto a la absorción más o menos inmediata de los nutrientes y la estabilidad sin precipitaciones de sales en las soluciones nutritivas.

Algunas marcas tienen líneas de fertilizantes diferenciadas para sistemas re-circulantes y sistemas de solución perdida.

Aunque en hidroponía lo ideal es trabajar con aguas blandas o de osmosis a las que añadimos calcio y magnesio en formas asimilables (estos dos elementos forman la “dureza” del agua) muchas marcas de fertilizantes ofrecen la opción de fertilizantes para agua dura los cuales no contienen ni calcio ni magnesio entre sus componentes.

IMPORTANTE: Para evitar la reacción entre elementos químicos y el precipitado de compuestos tales como yeso, los fertilizantes de hidroponía vienen separados en dos o tres partes que deben ser mezcladas por separado en el agua, nunca mezclarse entre ellas en estado puro. No olvides apagar la bomba de agua –no la de aire- mientras preparas o ajustas una solución de nutrientes para evitar riegos de solución no ajustada.

Autoflorecientes

Fertilizantes para plantas autoflorecientes.

Estos fertilizantes estan formulados para plantas autoflorecientes teniendo en cuenta en el corto ciclo de vida de las plantas y sus necesidades nutricionales.

Mononutrientes

Como su nombre indica los mononutrientes son fertilizantes en los que podemos encontrar cada nutriente por separado. Los mas expertos encuentran aquí la manera de abonar las plantas exactamente como ellos quiere pues puedes ajustar la nutrición de cada planta según sus necesidades. Estos sirven igualmente para corregir ciertas carencias o desequilibrios puntuales de algún nutriente

Microorganismos beneficiosos

Hongos y bacterias para proteger y estimular tanto las raíces como el crecimiento y floración de la planta.

En la naturaleza las raíces de plantas viven asociadas con hongos y bacterias del suelo que resultan beneficiosos para su salud. La esterilización de los sustratos normalmente acaba o debilita en extremo la vida de estos micro-organismos, por ello es muy conveniente añadirlos desde el principio en nuestro medio de cultivo –si se trata de un sustrato hidropónico inerte será necesario un bio-filtro donde puedan conservarse vivas las colonias- Los hongos y las bacterias se simbiotizan con las raíces de la planta ofreciendo multitud de beneficios: aumentan la superficie radicular mejorando la resistencia a sequías; mejoran la disponibilidad de nutrientes (por lo que hará falta abonar menos); otorgan gran resistencia contra hongos patógenos (son muy competitivos y donde ya vive uno es más difícil que colonice otro, de ahí la importancia de la infección temprana con cepas beneficiosas)

Aditivos y fortificantes

Productos para distintos usos específicos.

Llamamos aditivos a los productos accesorios que ofrecen los fabricantes para cubrir necesidades puntuales de las plantas o de las soluciones de riego: Ácidos húmicos y fúlvicos, agua oxigenada, silicio, quelatos, melazas etc..

pH+ y pH-

Aquí encontrarás el ácido o base necesario para regular el ph de las soluciones.

Para regular el pH del agua casi todos los fabricantes incluyen productos ácidos (para bajar) o bases (para subir).

Los pH- son normalmente ácido nítrico (crecimiento) o fosfórico (floración) en concentraciones que pueden ir del 10% al 60% y en función de ésta será necesaria mayor o menor dosis para conseguir el pH adecuado – normalmente entre 5,8 y 6,5 según sustrato, fase del cultivo etc- IMPORTANTE: Manipula con sumo cuidado estos productos ya que pueden producir daños por quemadura en piel, y decolorará superficies como suelos y estanterías. Enjuaga con agua lo más rápido posible cualquier derrame accidental.

Los dosificadores empleados para aplicarlos debiesen ser de cristal o plástico resistente a ácidos, si no tienes uno de éstos o no estás seguro de la resistencia de tu pipeta, no la dejes cargada de producto y enjuágala una vez usada. Los pH+ son normalmente silicatos que además de subir el pH proporcionan a la planta Silicio un mineral que contribuye a reforzar las paredes celulares, produciendo gruesos tallos y resistencia a hongos y heladas.

Cactus y orquideas

Fertilizantes específicos para cactus y orquídeas.

STS

Los productos necesarios para hacer la reversion de hembra a macho y poder hacer tus semillas feminizadas.

Fabricantes

Si tienes predilección por algun fabricante, ecuentra aqui toda su gama de fertilizantes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies