Control de clima

+ Información

- Información

Extractores, humidificadores, CO2 y todo lo necesario para controlar el clima de tu indoor.

Uno de los mayores retos del cultivo de interior es conseguir la optimización de los valores de temperatura, humedad, renovación de aire, aporte de CO2 etc, adecuados para cada etapa del cultivo. Para conseguirlo podemos ayudarnos de extractores, ventiladores, humidificadores, deshumidificadores, termo-higrómetros, controladores etc

Kits de ventilación

Conjuntos de extractor + filtro + conducción que se ajustarán a tus necesidades.

Cuando es necesario el uso del filtro olor en nuestra extracción éste se conecta mediante tubo flexible a la boca del extractor (la boca que aspira, no la que sopla).

Tanto los extractores como los filtros se clasifican por el diámetro de su boca y por la cantidad de aire que puedan extraer/filtrar. Es muy importante que coincidan la cantidad de aire (m3) que puede mover el extractor con los metros cúbicos que puede limpiar el filtro, dato que siempre acompaña a la descripción de ambos.

Dependiendo de los fabricantes, es posible encontrar un extractor de 360m3 con boca 125mm, y un filtro de olor para 380m3 que tenga boca 150mm, en este caso se utilizaría una pieza de acople 125/150mm sin mayor problema, ya que lo que importa es que la capacidad en m3 de ambos esté en el mismo rango.

IMPORTANTE: El caudal real de un extractor se verá mermado entre un 15% y 25% al acoplarle el filtro de olor. Esto es debido a la resistencia que produce el carbón activado del filtro al paso del aire para que éste quede limpio de partículas de olor. Los filtros de más calidad contienen mayor grosor de capa de carbón y por ello son los que más pueden reducir el caudal del aire si el extractor es axial o no muy potente. Ten en cuenta esta reducción del caudal al calcular tus necesidades de extracción.

Extractores

Para extracción y para intracción del aire. Axiales, centrífugos o insonorizados.

El extractor es un motor encargado de hacer girar unas aspas o una turbina para crear una corriente de aire que nos sirve para extraer del habitáculo el aire viciado junto al exceso de calor y humedad. Cuando el extractor es colocado a la inversa, en lugar de extraer el aire lo introduce del exterior y es denominado intractor.

Si solamente se dispone de un extractor éste se colocará para sacar el aire en la posición más alta del cultivo –el aire caliente tiende a elevarse y acumularse en el techo- y en la parte más baja posible se abriría un hueco del diámetro del extractor: cuando el extractor se encienda para sacar el aire entrará la misma cantidad por el hueco de intracción, a esto se le llama intracción pasiva.

Según el diseño y su forma de funcionamiento podemos diferenciar los extractores entre axiales y centrífugos. Tanto en axiales como centrífugos hay modelos que son insonorizados y van montados dentro de cajas o estructuras insonorizadas.

Extracción Recomendada 
iluminación Extractor  Filtro Antiolor
100 – 150w 100 – 180m3 100 – 180m3
250w 180 -220m3 180 – 220m3
400w 220 – 360m3 220 – 360 m3
600w 220 - 420m3 220 – 420m3
2 x 600W 420 – 600m3 420 – 600m3
3 x 600w 600 – 900m3 600 – 900m3

*Estos valores son orientativos, no son una norma. En el dimensionado influye la situación geográfica, época de cultivo, reflector refrigerado….

Axiales

Los extractores axiales – también conocidos como lineales o “en línea”- funcionan con aspas unidas a un eje y están diseñados para mover un caudal de aire importante en relación a su pequeño tamaño, bajo consumo y precio económico.

Como contraparte, carecen de motores potentes que produzcan presión a ese caudal de aire y su eficacia se reduce drásticamente si cualquier elemento obstruye las bocas de entrada o salida del extractor. Esta característica es la causa de que no sean adecuados para su uso en instalaciones con mucho recorrido de conducción, o con filtros de olor sólidos.

Centrifugos

Extractores potentes desde boca 100mm.

Los extractores centrífugos –también llamados “ovni” o rvk aunque esto último sea en realidad una marca- han sido diseñados para sacar a presión el aire que aspira de modo que toleran a la perfección su uso con filtros y largas conducciones sin perder más que un pequeño porcentaje de su caudal de aire original.

Insonorizados

La potencia no tiene porqué ser ruidosa.

Algunos fabricantes ofrecen modelos de extractor que incluyen en su diseño una caja o carcasa metálica o de madera forrada con material insonorizante que reduce drásticamente la emisión de decibelios respecto a las misma turbina no insonorizada.

Normalmente se incluye insonorización a extractores de gran potencia -desde 1000m3- los cuales resultan excesivamente ruidosos sin ningún tipo de protección anti-acústica. También se pueden encontrar pequeñas cajas de insonorización que se venden por separado para alojar pequeños extractores centrífugos de boca 125mm o 150mm.

Conducción

Tubos, acoples y todo lo necesario para conducir el aire.

Se conoce como conducción a los tubos flexibles y piezas de conexión que se usan para hacer los circuitos de entrada o salida del aire de un indoor.

IMPORTANTE: A mayor recorrido y, sobre todo, cuantas más curvas tenga éste mayor será el rozamiento del aire en las estrías del conducto y mayor pérdida de caudal se producirá. Intenta hacer el diseño de la conducción lo más sencillo posible evitando circuitos sinuosos que te dejen sin potencia de succión o soplado.

Tubos

De aluminio flexible, insonorizados… aquí encontrarás el tubo que necesitas.

Los tubos de conducción son una pieza importante en nuestro sistema de extracción. Se encajan a la boca de filtros, extractores o reflectores refrigerados para conducir el aire desde o hasta cualquier punto.

Se encuentra en diámetros que son siempre 2mm más amplios que la boca a la que van destinados: para una boca de 100mm el tubo será 102mm, para 150mm serán 152mm etc.

• El tubo de aluminio flexible es el modelo más sencillo y económico. Su mayor inconveniente es que las estrías que permiten que sea flexible como un acordeón, causan rozamiento con el aire y esto, además de pérdida de caudal, provoca que sean bastante sonoros. • El combi-tubo es el mismo tubo flexible pero con una fina capa de cinta de caucho que reduce bastante el sonido del aire que pasa por su interior sin ganar apenas peso ni volumen. • El sono-tubo también es de aluminio flexible pero en esta ocasión se presenta con una

gruesa capa de lana de roca que actúa eficazmente como material insonorizante. Pese a su indiscutible eficacia reduciendo el sonido cuenta con la desventaja de ser muy voluminoso. En ocasiones su propio peso (aunque en realidad no es pesado, sí que lo es en comparación con los tubos descubiertos) provoca inclinaciones en los reflectores refrigerados sin demasiado peso propio, como los cool-tubes simples.

IMPORTANTE: Otro inconveniente de los tubos insonorizados es tener que manipular el aislamiento de lana de roca que resulta irritante en piel y vías respiratorias, por ello es recomendable manejarlo con mascarilla y ropa que cubra todo lo posible. Cerrar bien todas las uniones con cinta de aluminio para evitar pérdidas del aislante.

Acoples

Reductores, uniones y todo lo necesario para configurar un sistema de ventilación.

Los acoples son piezas muy útiles ya que ofrecen la posibilidad de conectar bocas de distinto de diámetro (reductores) o de igual boca (uniones) y actuar como válvulas para evitar que el aire fluya en dirección contraria cuando el extractor no está en marcha (Clapetas anti-retorno).

En grandes instalaciones con extractores muy potentes permiten bifurcar (Uniones en T o en Y) hacer giros limpios de 90º (codos) para evitar excesos de recorrido en el diseño de la conducción.

Ventiladores

Para armario o habitación, ningún indoor debe renunciar a un ventilador.

El movimiento del aire en un indoor es clave para evitar problemas de hongos y plagas, asegurar ramas fuertes capaces de soportar grandes cogollos y proporcionar un aporte de CO2 a todas las hojas de las plantas. Lo ideal es que sean oscilantes o su diseño asegure una difusión adecuada del aire.

Procura colocar los ventiladores de modo que remuevan el aire eficientemente sin que llegue a dar directamente a una planta en concreto, sobre todo cuando aún son plántulas recién nacidas o esquejes recién trasplantados.

Existen modelos pequeños con una pinza incorporada ideales para pequeños armarios, modelos pensados para colocarse en la pared, ideales para habitaciones con poco espacio de suelo libre. Las grandes habitaciones pueden elegir entre los de pie o los de suelo tipo industrial.

IMPORTANTE: La ventilación de la parte baja de las plantas –justo el nivel sobre la tierra- es muy importante para evitar hongos y algas que producen verdín en el sustrato, pero si la corriente de aire se dirige directamente al sustrato –desde arriba hacia abajo- se producirá una evaporación rápida del agua que contiene, provocando la subida del nivel de humedad del ambiente.

Silenciadores

La pieza que te falta para que nada se escuche.

Los silenciadores son cilindros de metal (rígidos o flexibles) ligero, de tamaño más o menos igual al de los filtros de olor, que permiten silenciar el flujo del aire que sale o entra del extractor.

Muchas veces pese a tener la conducción con tubo insonorizado y reducir el sonido dentro del indoor, el “choque” del aire contra la superficie donde es expulsado (persianas, cristales etc) resulta más sonoro que el propio extractor y conducción. En estos casos es cuando un silenciador justo donde sale el aire al exterior puede marcar la diferencia entre ser detectado o no.

Medidores y controladores

<

Aparatos para controlar ventilación, humedad, CO2 y el clima en general. Más info

Hoy en día el cultivador cuenta con la ayuda de sofisticadas unidades de control capaces de encargarse de la regulación del clima.

Según las prestaciones del controlador se le pueden conectar distintos aparatos como extractores, humidificadores, aire acondicionado, botella de CO2 etc. Incorporan sondas con sensores de temperatura, humedad y demás.

Se programan los parámetros que queremos mantener en la habitación y el controlador se encarga de medir y usar los aparatos para conseguir el clima ideal.

CO2

Sistemas para emitir CO2 en agua o ambiente

El Dióxido de carbono (CO2) es un gas que se encuentra en el ambiente de forma natural. Cada vez que nosotros inspiramos aire absorbemos el oxígeno y expiramos aire cargado de CO2. Aun así los niveles normales de este gas en ambiente oscila entre 300 a 400 ppm (partes por millón).

Las plantas comienzan a realizar la fotosíntesis (proceso por el que obtienen su energía combinando luz, agua y nutrientes) en cuanto reciben luz. Para llevarla a cabo consumen CO2 y liberan oxígeno –el 40% del tejido de la planta es carbono-. Durante la noche invierten la respiración y empiezan a consumir oxígeno.

Aunque viven con el nivel de gas carbónico que hay en el aire -siempre y cuando éste se renueve con asiduidad ya que lo consumen rápidamente- su velocidad de crecimiento y capacidad de producción se puede incrementar entre un 20% y 40% si los niveles ascienden hasta las 1200 – 1600 ppm. Por supuesto, también aumentarán sus necesidades de agua, alimentos, temperaturas altas etc. La absorción de CO2 se da sobre todo en las hojas –a través de los estomas (poros)- pero también puede ser asimilado por las raíces con el agua de riego.

IMPORTANTE:

  • Los aportes de Dióxido de carbono se realizan siempre durante el periodo de luz, nunca durante la noche u oscuridad.
  • Las emisiones al ambiente deben hacerse desde la parte más alta del cultivo ya que el CO2 es un gas más pesado que el aire y tiende a caer hacia abajo rápidamente.
  • Es necesario apagar la ventilación mientras se hacen emisiones al aire para evitar que el extractor se lleve el gas. Después de unos minutos puede encenderse un ventilador para repartirlo antes de que se vuelvan a conectar los extractores.
  • Lo que a priori puede parecer la panacea (un gas que acelera y aumenta las cosechas) puede resultar inútil e incluso contra-producente si no se tienen controlados todos los parámetros del cultivo: riego, alimentación, iluminación, ventilación, estanqueidad etc. Asegúrate de haber optimizado todo esto antes de enriquecer con CO2 el cultivo (sobre todo si se trata de emisiones directas de gas embotellado).
  • Las consecuencias de un ligero exceso o mal reparto pueden ser estiramientos en general, deformaciones, espigado de los cogollos, carencias generales de agua, lúmenes, nutrientes etc. • Concentraciones por encima de las 4000 ppm de CO2 en el aire podrían causar inconsciencia, asfixia e incluso la muerte a una persona. Estos niveles solamente se conseguirían en una habitación estanca sin nada de ventilación y en la cual una bombona de CO2 de gran capacidad se liberase sin control en el ambiente hasta desplazar todo el oxígeno. No es nada fácil que pueda ocurrir, pero aun así ten en cuenta el riesgo.

Pastillas de CO2

Son el método más económico de aportar gas carbónico. Los comprimidos de CO2 se disuelven en el agua – entre 60L y 100L por pastilla según fabricantes- del depósito de riego para ser absorbido por las raíces. Se recomienda no hacer más de un riego al día con pastillas.

El principal inconveniente es que eleva la EC de las soluciones y pueden llegar a acumularse sales en sustratos de tierra. Por otro lado puede ser la salvación de un cultivo sencillo cuya floración se haya alargado hasta los meses de calor, ya que el aporte de CO2 bien llevado pueden convertir hasta los 35ºC en una temperatura cómoda para ellas.

También pueden usarse las pastillas para hacer emisiones al aire usando bidones o depósitos cerrados preferiblemente con tapón. Se hace un agujero al tapón y se introduce un tubo que se eleve sobre la altura de las plantas. El tubo debe abarcar bien el área del cultivo y tener pequeñas perforaciones para que se libere el CO2 de forma uniforme. (Poner ilustración)

Cubos de CO2

Los cubos de CO2 utilizan el Dióxido de carbono procedente de las reacciones químicas que se dan en la fermentación, por acción de hongos como la levadura, de materia vegetal y azúcares. El cubo lleva un tubo atravesando la tapa en cuyo extremo superior se acopla una bomba de aire que se encarga de bombear al ambiente el CO2 que emana del interior del cubo. Es un sistema adecuado para pequeños armarios. Resulta limpio y cómodo aunque no sea un sistema muy económico. Los cubos se agotan tras tres meses y pueden comprarse repuestos sin sistema de bomba.

Generadores de CO2

Los generadores de CO2 utilizan el Dióxido de carbono procedente de la combustión de un gas –generalmente propano- Son sistemas bastante costosos que resultan útiles sobre todo para grandes instalaciones en climas fríos ya que funcionan como una estufa de butano y generan mucho calor como subproducto. Al funcionar con propano el combustible resulta fácil de encontrar y relativamente económico.

Botellas de CO2

Las botellas de CO2 contienen Dióxido de Carbono comprimido. El uso de bombonas de CO2 de tamaño medio-grande (20-40kg) es general en la hostelería ya que los grifos de cerveza o refrescos las usan para “inyectar” las burbujas a las bebidas, pero su uso está restringido a determinadas actividades y será necesario tener un contacto con alguien del gremio en cuestión para comprar la botella e ir cambiándola por otra llena cuando esta se acabe –se trata de botellas de hierro pesadas como las de butano aunque sean más altas y finas- El problema de este gas carbónico en estado puro es que no se puede manejar abriendo la válvula de salida sin más ya que sería demasiado difícil dar con la emisión adecuada. Para estar seguros de que no emitimos más CO2 del necesario, las botellas deben ir unidas a un manómetro de presión y una válvula selenoide manejadas por un controlador.

Existen kits con botellas de CO2 desechables de tan solo 1kg cuyos repuestos se pueden encontrar en el grow.

Humedad

Humidificadores y deshumidificadores para mantener en niveles óptimos la humedad.

La humedad ambiente se expresa en forma de porcentaje. Un 50% de humedad relativa podría ser un buen parámetro de media para el cultivo de interior aunque tendremos un crecimiento más exuberante con un 65% de HR. También conseguiremos más resina –y estaremos más seguros frente a ataques de hongos como botrytis- si en la fase última de floración mantenemos la humedad en torno al 40%.

En los cultivos con lámparas de sodio normalmente la temperatura es alta y los extractores funcionan casi constantemente. La humedad aumenta cuando los extractores están parados y baja cuando los extractores se ponen en marcha.

IMPORTANTE: Podemos favorecer los niveles de humedad haciendo paradas en los ciclos de ventilación siempre y cuando no se dispare la temperatura: en la pelea de temperatura y humedad gana la temperatura.

Hay casos que por el clima exterior o localización del cultivo (sótanos etc) la humedad no baja de 80% ni con luces encendidas ni con la ventilación adecuada a pleno funcionamiento. Sin embargo otros no consiguen que suba del 30% de ningún modo.

Para los casos en los que no se logra mantener unos niveles de humedad aceptables con el propio sistema de ventilación -o los para cultivos más automatizados con controladores- existen los humidificadores y deshumidificadores.

Humidificadores

Humidificadores para todo tipo de cultivos y bolsillos.

Los humidificadores son aparatos que evaporan agua de un depósito para aumentar el nivel de humedad del ambiente. Los niveles de humedad excesivamente bajos no solamente pueden perjudicar a las plantas, en las personas pueden provocar rinitis y otras reacciones en piel y ojos.

Los humidificadores infantiles suelen evaporar el agua con un sistema de resistencia de calor, lo que afecta también a la temperatura del cultivo. Los humidificadores ultra sónicos producen humedad sin emitir calor. Funcionan con un disco cerámico que evapora el agua de la superficie mediante la emisión de ultrasonidos. El disco no debería estar a más de 5-10cm de la superficie del agua, por esta razón los humidificadores ultra sónicos que no llevan su depósito de agua integrado, vienen acompañados de un kit de flotador que mantiene el disco siempre a la misma profundidad de la superficie del agua contenida en el cubo o depósito que usemos, y un acople que evita las salpicaduras. IMPORTANTE: Los discos de cerámica que transmiten los ultrasonidos quedan inutilizados por las acumulaciones de cal. Para alargar la vida de estos aparatos lo mejor es usar agua de osmosis o lo más pura posible.

Deshumidificadores

El mejor aliado contra los excesos de humedad.

Un deshumidificador sirve para eliminar la humedad relativa del ambiente condensándola hasta convertirla en agua que se acumula en un depósito para ser retirada. Existen deshumidificadores de acción mecánica que se sirven de productos químicos con propiedades higroscópicas (capacidad de absorber agua) especiales, como el gel de sílice o el anhídrido de cloruro de calcio, pero su capacidad de desecación es muy limitada y solamente servirán en sitios muy pequeños cuyo problema de humedad no sea excesivo. Los deshumidificadores eléctricos emplean un complejo sistema de circulación del aire a través de un serpentín lleno de gas, extrayendo la humedad del aire mediante condensación por diferencia de temperatura (el mismo sistema de un aparato de aire acondicionado). Esto se traduce en dos de las únicas desventajas de estos aparatos: que producen aire caliente como consecuencia de la deshumidificación y que resultan costosos dada su tecnología de funcionamiento.

La potencia de un deshumidificador se mide en la cantidad de litros de agua que es capaz de eliminar en un día de funcionamiento. Para una habitación de entre 10 y 20m2 con problemas de alta humedad el deshumidificador debería tener una capacidad mínima de 10-12L diarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies